Autor Tema: La FIA estudia homologar un nuevo sensor más económico y ligero  (Leído 900 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado halcon-1203

  • Cochino que come huevos cuando ve plumas suspira
  • Piloto
  • ***
  • Mensajes: 6521
  • Puntos: 182
  • Una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa


Los equipos de la F1 podrían no contar con los polémicos medidores de flujo de combustible de la empresa Gill Sensors durante toda la temporada 2014. Y es que se ha revelado que una solución alternativa se encuentra en las últimas fases de desarrollo y podría ser homologada a finales de año. La mayor parte de los que componen el equipo de desarrollo de la tecnología de control ultrasónico del flujo de combustible, introducida en el Mundial de F1 y en el Mundial de Resistencia de la FIA esta temporada, se ha reunido en una nueva compañía, SentronicsTM Limited. El objetivo es producir una variedad de sensores ultrasónicos de flujo de combustible de segunda generación, bajo el nombre FlowSonic, para el deporte de motor y otros mercados del mundo.

Sentronics es una asociación compuesta por tres empresas británicas: la productora de sensores Reventec, la firma de precisión maquinara Mikina Engineering y la especialista en electrónica Polyhedrus Electronics, además de la empresa estadounidense Hyspeed LLC. Esta última desarrolló el concepto de empelar un sensor de flujo ultrasónico en el deporte de motor con el fin de limitar el consumo de gasolina, controlar la potencia máxima y equilibrar el rendimiento en 2009, e inicialmente buscó su desarrollo en colaboración con Gill Sensors. El fin de esa relación a principios de 2013 dejó a Hyspeed en busca de otras vías para conseguir sus objetivos, lo que dio pie a la formación de la nueva empresa a finales de 2013.

El nuevo consorcio opera bajo las órdenes de su presidente de la compañía, Neville Meech, quien lideró el departamento de ingeniería en el apartado de deportes de motor de Gill Sensors durante trece años. "Hyspeed me contactó después de que iniciara Reventec con fondos para un nuevo proyecto de sensores. El hecho de tener la base en Mikina facilitó su entrada para manejar la fabricación, y la última pieza del puzle técnico se puso cuando nos asociamos con Polyhedrus, quien aportó un enfoque innovador al elemento electrónico", comentó Meech.


Menos probabilidad de fallar

"Seguimos estando seguros de que el principio ultrasónico de tiempo de vuelo es la mejor forma de medir el flujo de combustible en un coche de competición, y con nuestro sensor de segunda generación hemos permitido que las exigencias de aplicación al deporte de motor tengan una mayor influencia en el diseño. Como resultado, el FlowSonic es una unidad compacta y robusta que cuenta con la cantidad mínima de materiales y partes y, por tanto, con menor probabilidad de fallar", añadió Meech.

El FlowSonic pesa alrededor de 250 gramos, la mitad de lo permitido por la FIA, y los conectores eléctricos y de combustible están acordes a las especificaciones de la FIA, lo que le posiciona como un sustituto idóneo del sensor que actualmente usa la F1 y el WEC. Si finalmente la federación lo homologa, Sentronics planea ofrecer el sensor a la F1 y al WEC para uso competitivo, y se cree que será mucho más económico que el anterior producto.
Corrige a un sabio y lo harás mas sabio
Corrige a un necio y lo harás tu enemigo