Autor Tema: Lo humillante para Ferrari fue ver la cara de Hamilton tras la carrera  (Leído 247 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado kuei

  • Ingeniero
  • **
  • Mensajes: 1400
  • Puntos: -66
No fue la primera línea de parrilla número 63 de Mercedes lo que dolió. Tampoco su sexto doblete de carrera de la temporada y el 50º de la historia. Ni siquiera irritó que la de Francia fuese la décima victoria consecutiva y la octava, sobre ocho posibles, de este Mundial 2019. Tampoco fue lo peor que Lewis Hamilton se quedase a escasas centésimas de levantarle la vuelta rápida a Sebastian Vettel con un neumático duro con 29 vueltas frente al juego nuevo y blando del alemán. No, no fue nada de eso. Lo realmente humillante, doloroso y desolador para Ferrari fue verle la cara al británico cuando acabó la carrera. Sonriente, feliz, relajado, satisfecho, seguro de sí mismo, confiado y sintiéndose imparable, imbatible, campeón. Lewis está jugando con todos, incluso con su compañero y con su propio equipo. Hace lo que quiere cuando quiere. Le deja a Valtteri Bottas dominar algún entrenamiento libre y las dos primeras tandas de clasificación, pero en la tercera lo machaca. Pole el sábado, salida perfecta el domingo, buen ritmo de carrera y un gran premio aburrido que aprovecha para probar y jugar con las vueltas y el ritmo del coche para matar el tedio y la monotonía de no batirse con nadie, de no tener ni un solo enemigo en el horizonte. 18 segundos en la línea de meta a alguien que lleva el mismo coche que él y que en lugar de disfrutar, sufre. Que sabe que la única opción para batir al inglés es ser perfecto, pero que incluso cuando lo es, Lewis le responde con una conducción pluscuamperfecta.

Hamilton ya ni se acuerda de Ferrari. Entre otras cosas porque su presunto máximo rival falla en cada fin de semana y compromete sus opciones carrera tras carrera. No hay termómetro ni sensor que pueda medir la confianza y la felicidad, pero ver dos fotos antes y después de la carrera de Hamilton y Vettel aporta información esclarecedora. Seb se muestra hundido, derrotado, cabizbajo y su cara transmite amargura, hastío. No está disfrutando y eso puede hacer más breve su futuro en la Fórmula 1. No porque alguien le vaya a echar. Más bien porque si no disfruta no tiene sentido seguir. Tiene cuatro títulos, un abultado patrimonio y una vida fuera de las carreras que le llena. Aguantar el trajín del campeonato tiene sentido si cuenta con opciones de luchar. Si no las hay es posible que a Vettel no le merezca la pena.

Lo peor del dominio de Hamilton es que el campeonato está decidido. 36 puntos de ventaja sobre Bottas y 76 sobre Vettel. Evidentemente mi afirmación no se sustenta en razones matemáticas, porque quedan todavía 13 carreras. Pero si no hay algo que cambie la tendencia nadie podrá con Hamilton. El sexto título llegará en diciembre y el próximo año luchará por igualar el récord de Michael Schumacher y lograr una ampliación de contrato que le reporte aún más dinero que el actual.

Salvo el arreón final de Leclerc sobre Bottas, que hubiese perdido el segundo puesto si el Gran Premio de Francia hubiese tenido una vuelta más, la emoción en la carrera la puso la clase media y McLaren. Los brotes verdes que vimos en otras carreras se hicieron frondosas ramas en Francia. Carlos Sainz y Lando Norris lograron la mejor posición de salida de McLaren de los últimos cinco años. Carlos demostró su experiencia y agresividad en la salida adelantando a Norris y casi a Verstappen y luego tiró de experiencia para gestionar neumáticos y llegar hasta el final sin sufrir. De poco sirvió la presión del británico por la radio sugiriendo que era más rápido que Carlos.

Cuando McLaren le pedía al español un tiempo para que demostrase que podía hacerlo, Carlos lo hacía. Sólo estaba jugando. Al final sexto. Sigue siendo el líder del resto del mundo en el mundial de pilotos y McLaren en el de constructores.

Sin embargo, esto no es lo mejor. Lo mejor es que por primera vez en años McLaren va por el buen camino. Ha contratado con acierto, ha corregido errores de organización y se prepara para hacer grandes inversiones en cuestiones claves como construir un nuevo túnel de viento. El que tiene en la fábrica de Woking sólo alberga telarañas. Desde hace años utilizan uno que está en Alemania para probar la eficacia aerodinámica de sus piezas. Algo poco operativo además de costoso. Los cambios y los resultados van llegando, pero no hay prisa. Este no es el año. El objetivo de McLaren está a medio plazo, quizá dos temporadas. Ahora sólo se trata de seguir sumando, de seguir caminando para meterse de nuevo en la pista que nunca debieron abandonar. Dentro de dos años quizá habrá que volver a exigirles que puedan volver a luchar por ganar carreras.

El Mundo Digital
Saludos a la gente seria

Desconectado manel

  • Moderador Global
  • Presidente
  • *****
  • Mensajes: 20636
  • Puntos: 75
  • El mejor piloto del mundo sigue siendo Alonso
Re:Lo humillante para Ferrari fue ver la cara de Hamilton tras la carrera
« Respuesta #1 en: 24 de Junio de 2019, 09:00:17 »
Excelente articulo Kuei. Es como si me leyeran el pensamiento, ese articulo expresa muy bien lo que hay.

Recuerdo que Lewis dijo en su momento que no era su intención igualar a Michael Schumacher ( ojala vuelva a la vida ), pero lo tiene a huevo.

Lewis nacio el  7 de enero de 1985, por lo tanto tiene 34 años. Si a eso le añadimos que hace buena vida, deporte alimentación correcta, preparación especial para pilotar, y buen coche,  puede hacer 8 o nueve campeonatos.
Hubo una temporada que le llamaron la atención porque se iba de juerga y no cumplía con Mercedes, pienso que era debido a las discusiones familiares pero no lo puedo afirmar
Personalmente encuentro a faltar a Fernando Alonso.








A pesar de las discusiones que ha tenido con su padre - ex piloto de formula 1 - ha tenido mucha suerte y trato de favor, pero no le quito merito por haber mantenido regularidad y competitividad. Animos Lewis Hamilton
« Última modificación: 24 de Junio de 2019, 09:09:39 por manel »