Autor Tema: LOS 5 MEJORES PILOTOS DE AUTOMOVILISMO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA  (Leído 11 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado halcon-1203

  • Cochino que come huevos cuando ve plumas suspira
  • Piloto
  • ***
  • Mensajes: 6512
  • Puntos: 182
  • Una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa
LOS 5 MEJORES PILOTOS DE AUTOMOVILISMO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA
« en: 07 de Octubre de 2019, 11:30:26 »
por Zoel Otero



Pese a que el fútbol ocupa alrededor del 80% de la actualidad informativa deportiva mainstream, España tiene un largo historial de pilotos, equipos, circuitos y en general en toda competición de motor, siendo el caso más representativo el de los rallies y subidas, en los que nuestro país tiene una gran tradición. Hoy nos centraremos en el primer apartado, y es que hoy en Neumático Intermedio determinaremos a los 5 mejores pilotos de carreras de la historia de España.

Antes de empezar, creo que debo aclarar los criterios que van a ser empleados para hacer este top 5: en primer lugar, los pilotos que aparecerán aquí son pilotos que han triunfado a escala global. Es por ello por lo que en este top no estarán presentes pilotos de la talla de Diego Vallejo o Jordi Gené, los cuáles si bien han hecho sus pinitos en campeonatos continentales y mundiales, han cosechado sus mayores éxitos en campeonatos nacionales (en el caso de los ejemplos citados, el Campeonato de España de Rallies de asfalto y el Campeonato de España de Turismos, respectivamente), sin haber sido lo suficientemente exitosos más allá de nuestras fronteras como para ser considerados en el top 5. No solo eso, sino que además se tendrán en cuenta tanto los logros deportivos como el talento al volante a la hora de determinar el ránking. Finalmente, y como es obvio, no todos los campeonatos y victorias tiene el mismo valor; un buen resultado en un certamen como el Mundial de Fórmula Uno hace más en favor de un piloto que uno en un campeonato de la talla del WTCR, por poner un ejemplo.

Aclarados los criterios, entremos en faena con las menciones honorables.


Antonio Albacete




El madrileño comenzó su carrera deportiva hace más de 30 años en el mundo del karting, y originalmente se centró en los monoplazas. Sin embargo, debido a la falta de presupuesto el de Madrid tuvo que cambiar a los turismos, ganando la Clase II del CET en 1991 y subcampeón de la clase principal dos años después en 1993 y disputando el campeonato hasta 1996.

Sin embargo, en donde más ha destacado este piloto ha sido en el mundo de las carreras de camiones, compitiendo principalmente con MAN desde su debut en 1997, y siendo tricampeón de Europa en tres ocasiones (2005, 2006 y 2010) a bordo del mítico camión de Cepsa. Sin embargo, la marcha del hasta aquel entonces patrocinador principal de Albacete hizo que no pudiera competir en 2016, siendo fichado en 2017 por su actual equipo, el Truck Sport Lutz Bernau junto al también español Luís Recuenco, habiendo desde entonces acabado quinto en 2017, tercero en 2018 tras el mejor piloto de la historia del certamen, Jochen Hahn, y el campeón de 2017 Adam Lacko, y encontrándose este año segundo tres puntos por delante de Lacko a falta del tradicional cierre del campeonato en el Jarama.

Pese a sus 54 años de edad y a las difcultades presupuestarias que ha tenido a lo largo de su carrera deportiva, Antonio Albacete sigue siendo a día de hoy uno de los grandes del ETRC. Sin embargo, el gran talento automovilística español le ha dejado fuera de este top, siendo en su lugar una mención honorable.


Carlos Sainz Jr.



Sainz se establece a paso de gigante como uno de los mejores pilotos jóvenes de la Fórmula Uno a cada GP que pasa. Desde su debut en 2015, el hijo de alguien que se encuentra en un puesto muy alto de este top ha despertado la atención de aficionados, expertos, y miembros del paddock por igual.

Su primera gran temporada fue sin duda alguna su segunda, 2016, cuándo tras el ascenso inesperado de Max Verstappen a Red Bull Sainz se convirtió en el líder de Toro Rosso, logrando grandes resultados que sumados a su gran campaña en 2017 (en la que se convirtió en el segundo piloto de la historia de Toro Rosso en acabar en el top 10 de la general tras Sebastian Vettel en 2008) hicieron que Renault se fijara en él para sustituir con efecto inmediato a Jolyon Palmer desde el GP de EEUU de 2017. Tras un año y medio en Renault que no fue como él esperaba (siendo vencido regularmente por Nico Hulkenberg y llevando a cabo una temporada peor que la de 2017 pese a tener un coche mejor), Sainz fichó por McLaren para 2019, teniendo hasta ahora la mejor temporada de su carrera siendo el mejor piloto de la apretada zona media y marchando séptimo a pocos puntos de un Pierre Gasly que ha tenido durante media temporada uno de los mejores coches de la parrilla.

Probablemente en muy poco tiempo Sainz Jr. esté en este top. De momento, tendrá que conformarse con ser una mención honorable.


Alfonso Antonio Vicente Eduardo Ángel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton, XI marqués de Portago, XIII conde de la Mejorada y Grande de España (A.K.A. Alfonso de Portago)



Sin duda alguna el pionero de España en la F1, Alfonso de Portago fue una de las grandes promesas de la Fórmula Uno de los 50, convirtiéndose en el primer español en pilotar para Ferrari en el GP de Francia de 1956, así como en el primer piloto de nuestro país en lograr un podio en el Gran Circo tras acabar segundo en el siguiente Gran Premio en Silverstone. 'Fon' parecía destinado a ser uno de los grandes pilotos de la Fórmula Uno post-Fangio.

Sin embargo, su carrera deportiva vio truncada por un accidente que cambió para siempre la historia del automovilismo, y es que en las Mille Miglia de 1957 el coche del Marqués sufrió a falta de pocos kilómetros para el final un fuerte accidente que acabó con su vida, la de su copiloto Edmund Nelson, y las de 10 de los espectadores que tuvieron la mala suerte de estar en el camino del accidentado Ferrari número 531. El horrendo accidente causó el fin de la carrera italiana en su formato original, pasando a ser un rally de regularidad tras la prohibición por parte del Gobierno italiano de carreras en carretera en ruta.

Alfonso de Portago podría haber sido uno de los grandes pilotos del automovilismo español. Sin embargo, debido a su muerte a los 28 años de edad el pionero marqués se queda a las puertas de este top como mención honorable.


5- Marc Gené



El piloto catalán comenzó su andadura en monoplazas en 1992 en Fórmula Ford, debutando en Fórmula Uno en 1999 con Minardi con el patrocinio de Telefónica con Luca Badoer como compañero, logrando un punto en el caótico Gran Premio de Europa y finalizando decimséptimo en la general. Sin embargo, tras acabar decimoctavo puesto en el 2000 con Minardi pero su punto, Gené y Gaston Mazzacanne fueron reemplazados por Fernando Alonso y Tarso Marques, con Gené pasando a ser piloto probador primero de BMW Williams hasta 2004 (compitiendo en tres carreras en reemplazo de Ralf Schumacher entre 2003 y 2004 con un quinto en Monza el primer año como mejor resultado) y tras ello en Ferrari desde 2005, siendo actualmente embajador de la Scuderia, combinando ese trabajo con el de comentarista y experto en diversas retransmisiones de F1 en España e Italia.

Sin embargo, lo que le ha valido a Gené el quinto puesto en este top ha sido sin lugar a dudas su trayectoria en el mundo de la resistencia, en el que debutó en 2007 con Peugeot, marca con la que se convirtió en 2009 en el primer piloto español en ganar las 24 Horas de Le Mans. Tras la marcha de la marca francesa de la resistencia, Gené pasó a ser el piloto de reserva de Audi, corriendo en Le Mans en 2012 y 13 con el tercer coche de la marca alemana y en 2014 como sustituto del lesionado Loic Duval. Gené finalizó su exitosa andadura en resistencia como piloto y posteriormente asesor del nefasto proyecto de Nissan en 2015.

Marc Gené siempre será recordado en la historia como el primer ganador español en la prueba reina de la resistencia. Es por ello por lo que también es el quinto mejor piloto español de la historia del automovilismo.


4- Antonio García



Antonio García es en la actualidad uno de los mejores pilotos de GT del campeonato norteamericano de resistencia (IMSA). Sin embargo, su trayectoria estuvo dedicada a los monoplazas en un principio, corriendo bajo el paraguas de Adrián Campos en categorías inferiores, en las que llegó a compartir equipo con el afromencionado Fernando Alonso, y teniendo un paso para olvidar por la F3000 (actual Fórmula 2) en 2001, tras lo cuál corrió en turismos con BMW entre 2003 y 2005, siendo octavo y séptimo los dos primeros años en el Campeonato Europeo de Turismos y noveno el tercero en el resucitado mundial.

Fue en 2006 cuándo debutó en Le Mans con el Aston Martin del equipo Modena, logrando su primera victoria de GT en 2008 con el equipo oficial. Fue al año siguiente cuándo García fichó por Chevrolet para competir con un Corvette, dando lugar a una exitosa unión que se ha saldado con una victoria de clase en las 24 horas de Daytona de 2015, dos en Le Mans en 2009 y 2011 y dos campeonatos de la IMSA en 2017 y 2018, formando junto con Jan Magnussen uno de los mejores dúos del mundo de la resistencia. También destacar sus dos apariciones en la temporada 1 de Fórmula e, finalizando undécimo en Punta del Este y decimonoveno en Moscú con China Racing.

A Antonio García se le suele infracalorar en la prensa española, siendo frecuentemente referido como 'el amigo de Fernando Alonso'. Sin embargo, el madrileño ha tenido una gran trayectoria deportiva que le coloca como el cuarto mejor piloto de carreras de la historia de España.


3- Pedro Martínez de la Rosa



La trayectoria de Pedro de la Rosa es sin duda alguna digna de analizar. Y es que su mayor éxito no se dio en Fórmula Uno ni tras pasar por la máximas categoría, sino justo antes, cuándo en 1997 logró ganar los dos principales campeonatos automovilísticos japoneses, la Fórmula Nippon y el JGTC (actual Super G) junto a Michael Krumm, siendo uno de los pocos pilotos en la historia en lograr semejante hazaña.

Su andadura en F1 comenzó al año siguiente, cuándo fue probador de Jordan como piloto de desarrollo de Honda, pasando a ser piloto titular en 1999 con Arrows bajo patrocinio de Repsol, logrando puntuar en su debut en Albert Park y acabando decimoctavo tras Marc Gené en la general. Tras sumar 2 puntos en el 2000, De La Rosa sería despedido por Arrows debido a la marcha de Repsol, corriendo en Jaguar en 2001 y 2002 (acabando 16º y 21º respectivamente esos dos años), de donde tanto él como Eddie Irvine fueran despedidos por Niki Lauda después de que Fernando Alonso rodase más rápido que ambos en un test privado. fichando por McLaren como probador justo antes del GP de Brasil de 2003. Fue ahí cuándo comenzó a trabajar de comentarista para las retransmisiones de F1 en España, primero con Telecinco, luego con Atresmedia y actualmente en Movistar+. Volviendo a lo deportivo, sus momentos más destacados con McLaren fueron las dos ocasiones en las que sustituyó a Juan Pablo Montoya en 2005 y 2006, corriendo en Bahréin en 2005 y logrando el récord del circuito (hecho que De La Rosa siempre recuerda en TV durante dicho GP) y logrando su único podio en Budapest en 2006 con un 2º puesto cuándo reemplazó al colombiano en Woking desde el GP de Francia hasta final de año. El catalán volvería a competir a tiempo completo con Sauber en 2010, siendo reemplazado por Nick Heifeld debido a su falta de resultados tras el Gran Premio de Italia, tras lo cuál volvió a McLaren como probador en 2011 (sustituyendo a Checo Pérez en Sauber en el caótico GP de Canadá) antes de disputar su último año como titular con HRT, acabando último en el mundial y siendo en 2013 y 14 probador de Ferrari antes de concluir su andadura en el Gran Circo.

El llamado en Japón 'Nippon Ichi' ha tenido una trayectoria llena de altibajos en la que se consolidó como uno de los grandes pilotos probadores de nuestro tiempo. Y todo ello, sumado a su gran talento, le coloca en tercer lugar en la lista.


2- Carlos Sainz



Si la historia de Pedro de la Rosa está llena de altibajos, la de El Matador no se queda para nada corta. Uno de los grandes pilotos de la historia del Campeonato Mundial de Rallies, Sainz hizo su debut en dicho certamen en 1987 con Ford y debutó a tiempo completo dos años después con Toyota tras haber ganado el Campeonato de España dos veces.

Sus mejores años llegaron de inmediato, ganando por primera vez en el WRC en el Rally Acrópolis griego en 1990 y proclamándose campeón mundial ese mismo año. Tras perder el campeonato en 1991 con Juha Kankkunen, Sainz se convertiría en bicampeón mundial en 1992 tras un dramático final que le enfrentó con los dos pilotos de Lancia, Kankkunen y Didier Auriol, quienes ficharían por Toyota en 1993 mientras que Sainz pasaría a correr con Lancia. Sin embargo, la falta de apoyo oficial hizo que fuera un año para el olvido, por lo que Sainz fichó por Subaru en 1994 como compañero del joven fenómeno Colin McRae, logrando el subcampeonato de nuevo, esta vez tras Auriol. Su etapa e¡con los japoneses terminaría de forma controvertida en 1995, después de una controversia ocurrida en el Rally de Cataluña cuándo McRae desobedeció las órdenes de equipo de levantar el pie, creando una riña entre ambos pilotos y sus copilotos Derek Ringer y Luís Moya (quien declaró que 'ha sido una de las mayores decepciones de toda mi carrera'). Tras lograr finalmente el subcampeonato tras McRae, Sainz fichó por Ford, finalizando tercero en 1996 y 1997 antes de volver a Toyota y ganar el Rally de Montecarlo en 1998. Aquel año finalizó de la forma más cruel para El Matador cuándo su Corolla rompió motor a falta de tan solo 500 metros para el final del rally, cuándo tras el abandono de Tommi Makkinen la posición en la que se encontraba le valía para ser campeón mundial, logrando en su lugar su cuarto (y último) subcampeonato mundial. Tras ello, Sainz estaría tres años sin ganar un rally, acabando quinto en la general en 1999, tercero en el 2000 ya con Ford, sexto en 2001 y tercero en 2002 tras haber ganado por fin en el Rally de Argentina. El madrileño concluiría su aventura en los rallies con Citröen, luchando por el mundial de 2003 con Sébastien Loeb y Peter Solberg pero acabando finalmente tercero tras un accidente en el Rally de Gran Bretaña, retirándose tras acabar cuarto en 2004 (habiendo logrado su último triunfo mundialista aquel año en Argentina), pese a lo cuál reemplazó a Francois Duval en los Rallies de Turquía y Chipre de 2005, acabando en ambos cuarto y tercero respectivamente.

Tras ello, Sainz pasaría acorrer en raids, ganando el Rally Dakar en 2010 con Volkswagen y luego ocho años después en 2018 al volante de un Peugeot, habiendo acabado tercero en 2011. Su trayectoria es sin duda una de las más grandes en la historia del rally, y es por ello por lo que Carlos Sainz es el segundo piloto más grande de la historia del automovilismo español.

Y solo queda el primer puesto en este ránking. Un piloto que no solo es de los más grandes en su área, sino que también logró en su época que un país entero siguiera su disciplina, y que ha amasado múltiples victorias en su palmarés. Efectivamente, estamos hablando de:


1- Fernando Alonso



¿Qué decir que no sepáis todos ya? Fernando Alonso es sin duda uno de los mejores pilotos de F1 del Siglo XXI y de la historia del automovilismo en general. Su trayecrotia comenzó en karting, en donde arrasó hasta ganar el campeonato mundial en 1997, pasando a monoplazas, en donde tuvo de nuevo actuaciones estelares hasta que Flavio Briatore lo fichó en 2001 como probador y joven promesa de Bennetton Renault, lográndole un asiento en Minardi.

Tras un prometedor primer año, Alonso se pasó 2002 como probador, tras lo cuál Briatore decidió despedir a Jenson Button y reemplazarle por el de Oviedo, lo cuál creó una gran controversia debido a que Button era en ese momento uno de los pilotos de futuro en la categoría. Al ser preguntado por los medios acerca de ello, Briatore simplemente contestó:


"El tiempo dirá si me equivoco"

Y vaya si el tiempo le dio la razón al bribón italiano. 32 victorias, 2 campeonatos mundiales de F1, otros dos de resistencia, 1899 puntos, 22 poles, 23 vueltas rápidas, dos victorias en Le Mans y la consideración de ser uno de los grandes. No solo eso, sino que Alonso logró mover a todo un país a algo que nunca ha sido mayoritario en España, pero que gracias a él logró superar al fútbol en audiencias y le dio al deporte de motor una importancia nunca vista hasta entonces, y que difícilmente se repetirá en el futuro cercano.

El automovilismo, tanto español como mundial, tiene mucho que agradecerle a Fernando Alonso. Su trayectoria es inigualable en el panorama automovilístico nacional. Y es por ello por lo que el ovetense es el mejor piloto de automovilismo de la historia de España.
Corrige a un sabio y lo harás mas sabio
Corrige a un necio y lo harás tu enemigo